Joven con discapacidad pide ayuda para reparar la tablet y seguir estudiando en la universidad

El joven llamado Jesús Ibarra es un exiliado venezolano que recibió una bomba en la cabeza y escapó del régimen de Nicolás Maduro. Estudia Ciencias Políticas en la UBA y se le  rompió el único medio de comunicación para estudiar en la virtualidad. Utilizó su cuenta de Twitter para pedir colaboración, no es la primera vez […]

15 agosto, 2021

Por: Gisela Veronica Medina

El joven llamado Jesús Ibarra es un exiliado venezolano que recibió una bomba en la cabeza y escapó del régimen de Nicolás Maduro. Estudia Ciencias Políticas en la UBA y se le  rompió el único medio de comunicación para estudiar en la virtualidad.
Utilizó su cuenta de Twitter para pedir colaboración, no es la primera vez que lo hace anteriormente solicitó trabajo ya que en su país natal estudiaba telecomunicaciones y sabe programación.

A la Argentina , el estudiante  llegó con su padre,  un arquitecto que daba clases en la universidad y desde la pandemia no tiene trabajo en la Argentina.

Jesús al igual que su progenitor están muy agradecidos con el país porque les ha brindado contención, alimentación y oportunidades.

“Si deseas ayudarme en mis Estudios Universitarios en Ciencias Politicas B. Santader en Argentina Caja de ahorro # 369435/2 CBU 0720045888000036943522 Jesús Ibarra. DNI 96023530 Alias Jesus23ib.santander Paypal [email protected] Mercado Pago 0000003100036513942243” destacó

https://twitter.com/jose65ib/status/1426925582453981187

En la actualidad tiene  23 años y cuando tenía 19 fue herido, sufre de afasia y habla con dificultad, está en silla de ruedas, no logra mover su brazo derecho y le tiemblan las piernas. Junto a Gregorio, su padre vive en un cuarto precario en el barrio de Monserrat, muy cerca de la 9 de julio.

“Yo no puedo hacer nada. Antes yo no estaba en esta situación. Iba evolucionando. Me paraba con una muleta en Venezuela. En Brasil solté las muletas y empecé a caminar. Pero aquí en la Argentina tuve una convulsión extrema. A mi me dan siempre convulsiones, pero chiquitas, yo me quedo tieso y a los 20 minutos me recupero. Pero hay otras convulsiones que afectan todo el cuerpo y yo tuve una de esas. Lo último que recuerdo es que llegué al baño. Y me desperté en el hospital: otra vez, ¿Qué hago yo aquí?” relató a Tn en una nota que brindó en julio de este año.


Temas

discapacidad
joven
universidad

Te puede interesar