Caso de Lucas González: Isassi reconoció que efectuó “un disparo”

El inspector de la Policía de la Ciudad Gabriel Alejandro Isassi reconoció que disparó contra el auto donde circulaba  Lucas González. “Yo efectué un disparo” manifesto en su declaración indagatoria Isassi el ex uniformado, el hombre es quien comandó el operativo. Hasta el momento, los trascendidos señalaban  que los disparos los realizaron los policías José Nievas […]

El inspector de la Policía de la Ciudad Gabriel Alejandro Isassi reconoció que disparó contra el auto donde circulaba  Lucas González.

Yo efectué un disparo” manifesto en su declaración indagatoria Isassi el ex uniformado, el hombre es quien comandó el operativo. Hasta el momento, los trascendidos señalaban  que los disparos los realizaron los policías José Nievas y Fabián López.

Isassi expresó “En ese momento que estábamos gritando ‘policía’, en ese momento ellos aceleran, y el vehículo se abalanza directamente hacia mí. Yo sentí que atentó contra mi vida en ese momento. Me colisiona a mí, y lo colisiona a Nieva, yo quedo entre el vehículo mío y el de ellos, quedo apretado. En ese momento que el acelera y me choca yo efectué un disparo“.

Igualmente esa aseveración fue desmentida por los amigos de Lucas.

Otro tema que no se abordó en las declaraciones fue el arma que se vio, por ende y según el fiscal Leonel Gómez Barbella  esa arma de juguete fue “plantada”.

Isassi tras haber visto el rodado en donde circulaban los menores dijo que hacían “maniobras sospechosas” y lo relacionó a las  drogas. En dos oportunidades habrían hecho “sonar las sirenas y dieron la voz de alto”,  aunque Lucas y sus amigos, en  una maniobra de huidarozaron al rodado de la brigada.

Tras la autopsia, se determinó que en el cuerpo de Lucas González se detectaron tres lesiones corporales: un orificio de arma de fuego en la región frontal derecha, cuyo disparo ha sido de derecha a izquierda, de arriba hacia abajo y de adelante levemente hacia atrás; una lesión no penetrante en el pómulo derecho, como un surco de un proyectil tangencial que lesiona la piel, sin penetrarla; una lesión compatible a una quemadura de cigarrillo en el dorso de la mano derecha, publicó El Destape.