El misterioso crimen de un psicólogo y su alumna “tenía tres amantes y ninguna sabía de la otra”

El crimen donde perdió la vida un psicólogo y su alumna sigue impune, a la joven la ahorcaron y al hombre lo balearon

3 agosto, 2021

Por: Equipo de Redacción ABC

El crimen del psicólogo Flavio Piottante (39) y su paciente Analía Estrella Libedinsky (31) en un departamento de Capital en Mendoza sigue impune. El acusado, Mauricio Suárez, no está detenido y la causa será archivada a 15 años del asesinato.

El psicólogo “tenía tres amantes y ninguna sabía de la otra” señaló Ricardo Canaletti . El profesional mantenía una relación con una compañera de trabajo de apellido Castro quien tenía un hijo de tres años con el principal sospechoso, con Estrella y con Claudia cuyo dato surgió de una nota encontrada en la basura. La madre del psicólogo declaró en el año 2008 a Tn que su hijo fue baleado y su paciente quien tambien había sido su alumna fue ahorcada con un cordel.

En un programa especial de la Cámara del Crimen, su conductor destacó “los dos estaban en la planta baja vestidos, a él le pegaron muchísimo ya que medía 1.90 cm ya que él y Estrella sabían defensa personal. Le dispararon cuatro tiros y uno de ellos pegó en el marco de la puerta. Uno de esos pega en la pared y dos le dan a él. Flavio estaba en el piso y se estaba tratando de incorporar cuando recibe un disparo en el cuello que se le aloja en el pulmón y el segundo tiro le acierta debajo de la tetilla. Piotante muere por los disparos y no por los golpes”.

A su vez se interroga el mismo periodista “¿Qué pasó con Estrella? Allí entró alguien con mucha fuerza, ella tenía los nudillos raspados, tenía uno de sus dedos quebrados completamente e hizo cosas para sacarse de encima a su agresor. A Estrella la estrangulan con una sogra gris de plástico con pintitas negras y tenía un enorme hematoma. La pelea fue atroz, las lesiones que le provocaron cuando se defendía de su asesino eran espantosas. Se encontró la huella de una zapatilla número 45.”

“Es evidente que Mauricio Suarez, el ex de una de las relaciones que mantenía el psicólogo tenía algo que ver. Las zapatillas de Suárez eran 45 y las antenas dieron que el celular de Mauricio se activaron en un lugar muy cercano al consultorio ese día de junio de 2006. Un amigo de Mauricio le contó a la policía que él le dijo , me mandé una cagada y me tengo que ir del país. Con eso le dictaron una orden de captura y desde ese momento fue el prófugo de la causa y por 15 años” cerró.


Temas

alumna
baleado
crimen

Te puede interesar