Policiales |

Prisión preventiva para el hombre que casi mata a su pareja por celos

Este miércoles se llevó a cabo la audiencia de control de la prisión preventiva por tentativa de homicidio agravado, ocurrida en agosto del 2017 en el Barrio “Los Tres Pinos” y que tiene como condenado a  E. D. M. El imputado increpó a la pareja por celos, exigiéndole que le dijera quién le había enviado un mensaje de […]

24 abril, 2019

Por: Jimena Mariana Contreras

Este miércoles se llevó a cabo la audiencia de control de la prisión preventiva por tentativa de homicidio agravado, ocurrida en agosto del 2017 en el Barrio “Los Tres Pinos” y que tiene como condenado a  E. D. M. El imputado increpó a la pareja por celos, exigiéndole que le dijera quién le había enviado un mensaje de texto. 

El imputado tiene una sentencia condenatoria de 13 años y 4 meses de prisión al ser declarado penalmente responsable del delito de “tentativa de homicidio agravado por el uso de arma de fuego”. Esta sentencia de primer grado fue impugnada por el entonces defensor ante la Cámara Penal local que hizo lugar parcialmente a la impugnación y redujo la condena a 13 años de prisión. Así el pasado 4 de abril la causa fue elevada en consulta, por el monto alto de la pena, ante el Pleno del Superior Tribunal de Justicia de la provincia, en esta instancia se encuentra el trámite. Por todo lo cual solicitó se mantenga la prisión preventiva sobre E. D. M. ya que la causa tiene doble conforme y el peligro de fuga se hace más latente en esta etapa; requiriendo la misma hasta que se resuelva la consulta o bien dentro de 6 meses, lo que se cumpla primero.

Finalmente, el tribunal de control resolvió mantener la prisión preventiva a E. D. M. hasta que la sentencia condenatoria en su contra pase en calidad de cosa juzgada, o bien dentro de seis meses como lo marca la Ley.

El intento de homicidio ocurrió 10 de agosto de 2017, cuando la víctima D. A. G. L. se encontraba en su domicilio del Barrio Los Tres Pinos de Comodoro Rivadavia, junto a su pareja, E. D. M., con quien convivía hace unos ocho años, y los cuatro hijos de la pareja, que se encontraban durmiendo.

Allí, el imputado comenzó a increpar a su pareja, exigiéndole que le diga el nombre de la persona que días antes le había enviado un mensaje de texto. Al no tener respuesta, sacó un arma de fuego y le dijo: “ésta es la que va a decidir si vos vivís o no, ahora yo tengo el mando”.

Ante la negativa de la víctima, E. D. M., con claras intenciones de darle muerte, la empujó contra la pared, le apoyó el arma en el abdomen, y efectuó al menos un disparo que ingresó por la zona paraumbilical y salió por la cresta ilíaca derecha, provocando tres lesiones.


Temas


Te puede interesar