Policiales |

Condenaron a 18 años de cárcel a la mamá de la nena violada y asesinada por su padrastro

La justicia de San Luis condenó a Carina Di Marco a 18 años de cárcel tras hallarla culpable de ser “partícipe necesaria” de los abusos sexuales que sufría su hija Florencia en manos de su pareja, Lucas Gómez. Así lo resolvió la Cámara Penal 2 que por unanimidad consideró que la mujer de 33 años […]

23 abril, 2019

Por: Jimena Mariana Contreras

La justicia de San Luis condenó a Carina Di Marco a 18 años de cárcel tras hallarla culpable de ser “partícipe necesaria” de los abusos sexuales que sufría su hija Florencia en manos de su pareja, Lucas Gómez.

Así lo resolvió la Cámara Penal 2 que por unanimidad consideró que la mujer de 33 años fue “partícipe necesaria del delito de abuso sexual, con acceso carnal, agravado por la situación de aprovechamiento de la convivencia preexistente”. 

Florencia Di Marco tenía 12 años cuando la mataron. Según la autopsia, no sólo había sido sometida sexualmente con regularidad sino que sufrió un calvario antes de morir. La persona que ese 22 de marzo de 2017 abusó de ella hasta desgarrarla internamente, la estranguló y desechó su cuerpo debajo de un puente fue su padrastro, Lucas Gómez, quien no llegó a juicio por el crimen porque se ahorcó en la cárcel.

Los jueces también pidieron que se investigue por falso testimonio a la directora del colegio Florentino Ameghino de la localidad mendocina de Palmira al que iba Florencia antes de mudarse a San Luis y a una docente que, durante el juicio, declaró que la “apretaron” para testificar que sabía que sobre los abusos que sufría la chiquita.

Es que, antes de que encontraran el cuerpo de la nena, circuló un audio de WhatsApp donde una maestra de esa escuela mendocina decía: “El infeliz del padrastro seguro tuvo algo que ver, porque cuando nosotros la teníamos él la acariciaba”. Cuando la Justicia la indagó, esa misma docente reveló que Florencia le había dicho: “Hay veces que mi papá me acaricia”. Y que cuando le contó a la madre, ella trató de mentirosa a la nena.

Tanto el fiscal como la defensora de Di Marco remarcaron la responsabilidad que pesa sobre las maestras de la escuela Florentino Ameghino. Para Rodríguez y Mantelli, ellas no cumplieron con el protocolo de rigor, que incluye la denuncia de los hechos que la nena llegó a contarles. Hoy están sumariadas.


Temas


Te puede interesar