Dos rugbiers fueron imputados por la paliza a un joven

Dos rugbiers ya fueron imputados por la golpiza que tres jóvenes le dieron a otro en Córdoba. Tienen 17 y 18 años

9 diciembre, 2020

Por: Ramiro Digier

Este miércoles se supo que dos rugbiers fueron imputados por los delitos de “lesiones leves”, “daños” y “violación de domicilio”, después de la golpiza que tres jugadores de rugby le propinaron a Lautaro Insúa. Este hecho ocurrió en el marco de una reunión privada de egresados del secundario en la ciudad de Córdoba a la que no estaban invitados.

Según informó en diálogo con la agencia de noticias Télam el abogado de Insúa, de 18 años, Carlos Nayi, “comenzó a dar resultados la investigación con las primeras dos imputaciones”. El abogado había solicitado ayer la imputación de cuatro jóvenes rugbiers involucrados en la agresión, en tanto el fiscal que interviene en la investigación, Horacio Vázquez, hasta el momento imputó a Mateo Soler (17) y Tadeo Torasso (18), a quienes Insúa apuntó como los agresores.

“También deben responder penalmente por sus acciones pasivas”, agrega Nayi, “por no haber intervenido para tratar de evitar la brutal agresión”. En ese sentido, puntualizó que Soler y Torasso están imputados por los delitos de “lesiones leves, violación de domicilio y daños”, en calidad de autores y que, por ahora, permanecerán en libertad.

Según los datos que arroja el expediente, los cuatro denunciados habían sido autorizados por la seguridad del country para el ingreso a una vivienda, sin embargo advirtieron movimientos en otro domicilio donde se realizaba una reunión de egresados del secundario, con la participación de algunos padres, y lograron entrar.

image.png
Dos rugbiers ya fueron imputados por la golpiza que tres jóvenes le dieron a otro en Córdoba. Tienen 17 y 18 años

Dos rugbiers ya fueron imputados por la golpiza que tres jóvenes le dieron a otro en Córdoba. Tienen 17 y 18 años

En ese momento, el dueño de casa le dijo al grupo de jóvenes que se trataba de una reunión privada, al tiempo que les pidió que se retiraran del lugar. A ese pedido adhirió Lautaro Insúa, que según su relato, recibió como respuestas “dos trompadas” de Soler y que, al caerse, le aplicaron “patadas en el piso”, donde participó también Torasso.

“Sólo dos de ellos me golpearon, son Mateo Soler y Tadeo Torasso”, había manifestado en los medios Insúa, quien agregó que los otros dos observaban la situación sin intervenir, al referirse a los cuatro jugadores del Tala Rugby de Córdoba que habían ingresado sin autorización a la vivienda.

El club en donde se desempeñan los jóvenes, Tala Rugby Club, ya expresó su “repudio y condena” a estos actos de violencia, al tiempo que anunció una investigación administrativa interna para adoptar las medidas disciplinarias correspondientes.

Por otra parte, el presidente de la Unión Cordobesa de Rugby, Félix Páez Molina, manifestó hoy a Cadena 3 que siguen trabajando con las “medidas correctivas para que las cosas cambien”, pero “se ve que en algunas personas no surte efecto”.


Temas

jóvenes
rugbiers
rugby

Te puede interesar