Leopoldo Luque tras la imputación: “Diego no era insano, era una persona que podía decidir”

El último médico de Diego Maradona, Leopoldo Luque asegura que no se reprocha nada y que está orgulloso de lo que se hizo por el ex astro futbolístico.

29 noviembre, 2020

Por: Daiana Borda

Leopoldo Luque, último médico de cabecera de Diego Maradona, fue imputado recientemente de “homicidio culposo”, sin embargo él asegura que “se hizo lo mejor que se pudo” en cuanto a la salud del ex astro futbolístico. También señaló que Diego no era una persona insana, sino que podía decidir por sus propios medios.

“No me reprocho nada. Estoy orgulloso de lo que se hizo por Diego”, expresó el médico con lágrimas en los ojos cuando la prensa se acercó a su casa de Adrogué, Buenos Aires. Fue en esa vivienda que los investigadores policiales y judiciales realizaron esta mañana un allanamiento.

El médico consideró que la imputación por homicidio culposa por parte de la Justicia bonaerense es “injusta”, pero remarcó que “no se reprocha nada” en cuanto a su accionar sobre la salud de Diego, quien falleció el pasado miércoles.

“Todavía no estoy notificado, pero les dimos toda la información que quisieron. Lo que pidieron, lo tuvieron. Se llevaron la historia clínica, registros de lo que hice, profesionales que trabajaron, y después dispositivos electrónicos”, indicó sobre los distintos allanamientos.

Entre lágrimas expresó: “Pienso todo, muchas veces, me gustaría que esté acá, reprocharme no sé, porque él tenía una vida que era mala. Intenté acompañarlo, lo saqué a pelotear, lo quería traer a mi casa cuando lo vi solo. Era la vida de él, extrañaba mucho a los papás, lo que me siento raro porque le cambiamos la vida y se fue. Una vez me dijo hasta dónde querés llegar, yo ya sufrí mucho, es muy injusto esto, porque mi familia y amigos vieron lo que hice por él. Volvería a hacerlo, no me reprocho nada”, fueron sus palabras en la conferencia realizada en el patio de su casa.

Luque fue quien se hizo responsable de la operación por el hematoma subdural que se le practicó al “Diez” con el objetivo de “extenderle la vida”, tres semanas previas a su deceso.

“Fue dado de alta, se podría haber ido caminando. Debería haber seguido en rehabilitación, pero no quería. Yo soy responsable de extenderle la vida, de amarlo. Siempre me decía que no le dé bola a lo que decían, porque ´boludos son los que sobran´”, indicó.

“Se hizo lo que había que hacer y más también. Todos estuvimos reunidos para ver qué era lo mejor para Diego, mi función era hacerle entender algo a Diego, lograr lo más difícil que era la voluntad de él, nada podía hacerse sin eso, porque no había un aval médico ni un criterio clínico. Se intentó hacer de todo, pero Diego desarticulaba todo con un chasquido de dedos”, finalizó.


Temas

diego
luque
médico

Te puede interesar