Fanáticos del “Diez” intervinieron los carteles de la calle donde vivió

La original iniciativa fue llevada a cabo en una dirección emblemática para el astro del fútbol.

28 noviembre, 2020

Por: Equipo de Redacción ABC

La ingeniosa “intervención” la llevaron fanáticos de Diego Armando Maradona en un domicilio que fue emblemático. Se trata de Segurola y Habana donde el jugador vivió junto a Claudia Villafañe y sus hijas Dalma y Gianina tras su regreso al futbol argentino.

Segurola y Habana, en el barrio porteño de Villa Devoto, pasó a ser Diego y Maradona y “4300-4310” se convirtió en 1960-∞ -símbolo de infinito- en referencia a la eternidad en que será recordado.

Dicha dirección se recuerda claramente para los hinchas. Ya que en 1995, durante un partido donde Boca le ganó 2 a 1 a Colón de Santa Fe . El “Huevo” Toresani , jugador de Colón fue expulsado y responsabilizó a Diego Maradona de haber incidido en la decisión del árbitro.

En el vestuario visitante, no ocultó su bronca antes los periodistas y dijo que “lo iría a buscar hasta la casa”. Y fue allí que Diego Maradona aceptó la “invitación a pelear” y redobló la apuesta: “Segurola y Habana 4310, séptimo piso. Vamos a ver si me dura treinta segundos”, lo invitó.


Temas

argentino
Claudia Villafañe
Colón

Te puede interesar