Mujer que acusó falsamente a su marido de ponerle pegamento en la vagina fue condenada a 10 años

En España, una mujer que realizó una acusación falsa contra su marido por ponerle pegamento en la vagina fue condenada a 10 años de prisión

3 septiembre, 2020

Por: Ramiro Digier

Después de tres años de juicio, la Audiencia Provincial de León, en España, declaró culpable por los delitos de simulación de delito y de detenciones ilegales a la mujer que acusó a su expareja de secuestro y de rociar con pegamento su vagina, según informa EP.

La mujer, identificada como Vanesa Gesto, fue condenada a diez años de prisión y una indemización de 25.000 euros a su expareja, Iván Rico, tras confirmar que simuló una agresión sexual al echarse pegamento en la vagina para después acusarlo.

La denuncia inicial por parte de Gesto tuvo lugar en 2016. En aquel año, y según el testimonio de la mujer, fue secuestrada en la puerta de su casa en Fabero sobre las once de la noche del 17 de octubre, por dos cómplices de su expareja de 36 años y que la obligaron a entrar en un coche en el que la trasladaron a Bembibre. Allí, por lo que consta en la denuncia presentada en la Guardia Civil, su expareja la sometió a maltrato y le habría echado pegamento en la vagina, para abandonarla después, dejándola semidesnuda en el barrio de la estación de la capital del Bierzo Alto.

image.png
En España, una mujer que realizó una acusación falsa contra su marido por ponerle pegamento en la vagina fue condenada a 10 años de prisión

En España, una mujer que realizó una acusación falsa contra su marido por ponerle pegamento en la vagina fue condenada a 10 años de prisión

Ese mismo día, la mujer había solicitado el reingreso en prisión de su expareja, que había salido de la cárcel tres días antes, tras denunciar que había sido acosada por él. Y si bien al principio la Justicia hizo lugar al pedido y lo enviaron a prisión, fue dejado en libertad tres días después, ante los indicios de que se trataba de una simulación de delito.

El juzgado logró pruebas de que los elementos utilizados para simular el secuestro fueron comprados por ella, que reconoció los hechos ante el juez instructor del caso.

Una cámara grabó a la mujer cuando compró utensilios que posteriormente utilizó para provocar las lesiones que alegó en su denuncia, como una media, cuchillas, pegamento y cinta adhesiva. Por el otro lado, un cómplice reconoció ante el juez que ayudó a la mujer a simular su secuestro, lo que precipitó la detención de ella.


Temas

mujer
pegamento
Prisión

Te puede interesar