Brasil convirtió el estadio Maracaná en hospital de campaña

Las instalaciones levantadas en el Maracaná son de "alta complejidad", se utilizará para pacientes graves y fue montado de 38 días.

9 mayo, 2020

Por: Ramiro Digier

Río de Janeiro, el segundo estado brasileño más azotado por la pandemia del coronavirus, inaugura este sábado el hospital de campaña construido en el mítico estadio del Maracaná, que será destinado a la atención de pacientes con COVID-19 en estado de gravedad.

El hospital, que operará en el área externa del estadio, fue construido en 38 días y ha entregado hoy 170 del total de 400 camas que tendrá. De las camas ya disponibles, 50 son de terapia intensiva y 120 de enfermería. Según la Gobernación del estado de Río, las 230 camas restantes deberán ser entregadas hasta el próximo viernes 15 de mayo.

El hospital “es de alta complejidad”, que, “comparado con lo que se hizo en China, en 30 días, tiene una complejidad aún mayor”, señaló el gobernador Wilson Witzel, citado en un comunicado.

El secretario de Salud del estado, Edmar Santos, agregó que el complejo instalado en el Maracaná contará también con dos equipamientos de tomografía y diversos aparatos de ecografía, rayo X portátil y de hemodiálisis.

Asimismo, el hospital dispondrá de ordenadores para que los pacientes internados puedan conversar con sus parientes y amigos vía teleconferencia. “Esa novedad será muy importante para humanizar la atención a los pacientes del coronavirus en esta unidad”, expresó Santos.

El mítico Maracaná albergará a pacientes en grave estado

maracana hospital1.jpg
El mítico Maracaná albergará a pacientes en grave estado

El mítico Maracaná albergará a pacientes en grave estado

El próximo lunes, igualmente serán inaugurados otros dos hospitales de campaña en Río de Janeiro, el segundo estado más golpeado por el coronavirus y que contabiliza hasta el momento 1.503 muertos y 15.741 infectados, lo que llevó a la Gobernación a prorrogar la cuarentena en toda la región hasta el 31 de mayo.

Con capacidad para unas 78.000 personas, el Maracaná es un símbolo en la historia del fútbol, fue sede de la final del Mundial de 2014 y el escenario de apertura y clausura de los Juegos Olímpicos de 2016. Fue también la sede de la Copa Mundo de 1950, testigo ese año del célebre ‘Maracanazo’ y en 1969 del milésimo gol del astro Edson Arantes do Nascimento Pelé.

Además de albergar los Juegos Panamericanos de 2007, el estadio carioca también ha acogido conciertos de conocidos artistas como Frank Sinatra, Madonna, Paul McCartney y The Rolling Stones.

Otros estadios de Brasil, como el Pacaembú de Sao Paulo, ya han abierto sus puertas para recibir los pacientes infectados con el coronavirus en Brasil, que deberá sobrepasar este sábado los 10.000 muertos, mientras que varios clubes de fútbol, como el Corinthians o el Santos, igualmente han ofrecido sus instalaciones durante la pandemia, en caso de que sea necesario.

Brasil confirmó 751 nuevos decesos por coronavirus en las últimas 24 horas, el mayor número registrado en una sola jornada desde el inicio de la pandemia, y el total de fallecidos llegó a 9.897, informó este viernes el Ministerio de Salud. Esta es la primera vez que la cifra de muertes diarias se ubica por encima de la barrera de los 700, tras registrar tres jornadas jornadas consecutivas por encima de los 600 esta semana.

Mientras, las autoridades sanitarias notificaron 10.222 nuevos contagios en las últimas 24 horas, con lo que el total de los casos confirmados de COVID-19 ascienden a 145.328, según el boletín diario de la cartera de Salud. El estado de Sao Paulo sigue como el epicentro de la pandemia en el país, con casi 3.500 muertes y cerca de 42.000 infectados, lo que llevó a que el gobernador paulista, Joao Doria, prorrogara la cuarentena hasta el 31 de mayo.


Temas

coronavirus
Hospital
Maracaná

Te puede interesar