El Papa Francisco reconoció a los trabajadores informales y pidió por un “salario universal que reconozca y dignifique las nobles e insustituibles tareas que realizan”

En el día de la Pascua de Resurrección el Papa Francisco tuvo en cuenta a los más vulnerables en estos tiempos de cuarentena. El Santo Pontífice se dirigió a los trabajadores informales y pidió por un salario universal que los reconozca. “Ustedes, trabajadores informales, independientes o de la economía popular, no tienen un salario estable […]

12 abril, 2020

Por: Jimena Mariana Contreras

En el día de la Pascua de Resurrección el Papa Francisco tuvo en cuenta a los más vulnerables en estos tiempos de cuarentena. El Santo Pontífice se dirigió a los trabajadores informales y pidió por un salario universal que los reconozca.

“Ustedes, trabajadores informales, independientes o de la economía popular, no tienen un salario estable para resistir este momento … y las cuarentenas se les hacen insoportables. Tal vez sea tiempo de pensar en un salario universal que reconozca y dignifique las nobles e insustituibles tareas que realizan; capaz de garantizar y hacer realidad esa consigna tan humana y tan cristiana: ningún trabajador sin derechos”, afirmó hoy en una carta.

Sobre los movimientos populares y quienes realicen tareas de oficio aseguró que “si la lucha contra el COVID-19 es una guerra, (ellos) son un verdadero ejército invisible en las más peligrosas trincheras″. También dijo que los empleados que se encuentran exluídos no “gozan de esos placeres superficiales que anestecian tantas conciencias” y que “viven el día a día sin ningún tipo de garantías legales que los protejan”.

También los describió como “los verdaderos poetas sociales, que desde las periferias olvidadas crean soluciones dignas para los problemas más acuciantes de los excluidos”, y les pidió que sigan trabajando porque “esta actitud de ustedes me ayuda, cuestiona y enseña mucho”. “Muchas veces mastican bronca e impotencia al ver las desigualdades que persisten incluso en momentos donde se acaban todas las excusas para sostener privilegios”, sentenció en cuanto a “la escasa presencia protectora del Estado”.

Además, reconoció a mujeres, niños, migrantes y personas privadas de su libertad: ““Pienso en las personas, sobre todo mujeres, que multiplican el pan en los comedores comunitarios cocinando con dos cebollas y un paquete de arroz un delicioso guiso para cientos de niños, pienso en los enfermos, pienso en los ancianos. Nunca aparecen en los grandes medios”. “Qué difícil es quedarse en casa para aquel que vive en una pequeña vivienda precaria o que directamente carece de un techo. Qué difícil es para los migrantes, las personas privadas de libertad o para aquellos que realizan un proceso de sanación por adicciones. Ustedes están ahí, poniendo el cuerpo junto a ellos, para hacer las cosas menos difíciles, menos dolorosas. Los felicito y agradezco de corazón”, finañizó. 


Temas

coronavirus
cuarentena
Francisco

Te puede interesar