Venganza en Ucrania: le mutiló los genitales a otro hombre por intentar violar a su esposa

Cuando vio que el hombre intentaba violar a su esposa, lo abatió y le cercenó los genitales.

17 octubre, 2019

Por: Equipo de Redacción ABC

Un esposo le cercenó el pene a un violador, cuando vio a solo metros de distancia cómo este atacaba a su esposa, en Ucrania. El esposo, de 27 años, se encontraba de regreso a su hogar, cuando se encontró con el horrible episodio en Shevchenkovo, una villa al este de la región Kharkiv de aquel país.

Su esposa había salido de un restaurant a la 1 de la mañana después de cenar con amigas, y se dirigía a su casa también, que se encontraba a tan solo 300 metros. Cuando se acercaba a su departamento, el violador Dmitry Ivchenko, de 25 años, la atacó por detrás. Según los reportes policiales, el malviviente le habría cubierto la boca para impedirle que grite, para después arrastrarla a unos arbustos.

Por su parte, el esposo, que también se encontraba volviendo a su domicilio, escuchó ruidos amortiguados en los arbustos. Cuando se acercó a ver, se encontró con la espeluznante imagen de Ivchenko violando a su esposa. Y la violencia tomó el control del hombre.

El hombre apartó a Ivchenko de su esposa con un violento puñetazo, para después sacar su cuchillo reglamentario del ejército, y directamente mutilar al violador, cortándole el pene.

Naturalmente, los desesperados sollozos de la mujer, sumados a los gritos de dolor de Ivchenko, despertaron a todo el vecindario, que finalmente llamó a una ambulancia y a la policía.

Dmitry Sparskin, abogado defensor del esposo, brindó detalles sobre lo que ocurrió después. “Después del incidente, (el esposo) se encontraba en un estado de shock, y simplemente se alejó caminando. Después de caminar casi 3 kilómetros, se entregó a la policía, y confesó todo lo ocurrido”.

El violador, por su parte, fue internado en el Hospital del Distrito de Shevchenkovo para ser operado. El jefe del área de cirugía del nosocomio, Sergey Mitrakov, aseguró que “el paciente necesita tratamiento a largo plazo”. Los doctores aún no han hecho estimaciones sobre si hay posibilidades de unir nuevamente el miembro al cuerpo de Ivchenko, mucho menos si el violador podrá recuperar el uso del órgano.

Mientras tanto, las vecinas del barrio donde vive la pareja brindaron su total apoyo al esposo. Al parecer, Ivchenko merodeaba por el barrio hacía tiempo, intentando concretar encuentros con cualquier mujer que se encontrara. Hanna Khaustova, amiga de la esposa, por ejemplo, relató: “Ivchenko intentó seducirme, pero le dije que no. Después me dijo ‘te vas a arrepentir’. Le podría haber pasado a cualquier mujer. Si él (el esposo) no lo hubiera hecho, el violador habría seguido atacando mujeres”.

El esposo se encuentra con arresto domiciliario, y enfrenta cargo por lesiones corporales graves, que significa una pena de hasta ocho años. Lo irónico es que el violador, Dmitry Ivchenko, por su parte, enfrenta cargos que lo podrían tener tras las rejas tan solo cinco años.


Temas

violación
violencia

Te puede interesar