Locales |

Advertencia judicial por el uso de las pistolas Taser en la Policía

Ante la chance de que el Ministerio de Gobierno avance en la compra de pistolas Taser para combatir la delincuencia en Chubut, el Ministerio de la Defensa Público emitió un dictamen con severas advertencias “en el caso que finalmente las autoridades provinciales avancen en la adquisición”. Lo tituló “Dictamen del Ministerio Público de la Defensa sobre […]

22 abril, 2019

Por: Jimena Mariana Contreras

Ante la chance de que el Ministerio de Gobierno avance en la compra de pistolas Taser para combatir la delincuencia en Chubut, el Ministerio de la Defensa Público emitió un dictamen con severas advertencias “en el caso que finalmente las autoridades provinciales avancen en la adquisición”.

Lo tituló “Dictamen del Ministerio Público de la Defensa sobre el empleo de armas de electroshock por parte de los miembros de la fuerza provincial de seguridad de Chubut”. Según el análisis, no puede incorporarse cualquier tipo de arma de electroshock. “El modelo debe contener una memoria digital encriptada capaz de almacenar datos relativos a las fechas de día de uso, hora y duración de la descarga”. Esta memoria debe ser accesible a una persona autorizada, para resguardar su valor como prueba.

El MDP pidió “dictar una reglamentación sumamente precisa” para habilitar el uso de las Taser, detallando situaciones y “estableciendo una distancia de disparo que encuentre correlato con estudios en materia de salud”. Deben preverse mecanismos para que los policías logren distinguir cuando una persona detente una “condición especial de salud, del modo que se abstengan a aplicarles una descarga”, dice el dictamen.Según el MDP, para resguardar el derecho a la salud, esta reglamentación deberá incorporar un protocolo que asegure la atención médica inmediata de las personas afectadas, “con los análisis médicos suficientes para determinar la gravedad de los efectos secundarios”.Una vez escrita la reglamentación, deberán dictarse cursos de capacitación para adiestrar al personal policial. Su eje debe ser “el uso excepcional y subsidiario del artefacto y el tratamiento intensivo de las particularidades de la reglamentación”. Mientras que la asignación de cada Taser deberá respetar la reglamentación ya vigente para las armas reglamentarias: precisa individualización de cada agente que la posea, y bajo ningún punto de vista los agentes designados para estas armas podrán tenerlas al alcance por fuera de su actividad diaria.

La Defensoría también exige “la imposibilidad absoluta” de que se usen en manifestaciones públicas, con personas bajo custodia o en centros de detención. Lo firmaron Lucas Lancionti, German Kexel y Jorge Benesperi, letrados de esa cartera.


Temas


Te puede interesar