Evangelina Anderson reveló las estrictas normas sociales en Alemania: ”Una simple discusión puede costar muy caro”

La modelo Evangelina Anderson, compartió con sus seguidores, algunas particularidades que la sorprendieron cuando se mudó a Alemania junto a su familia

5 junio, 2020

Por: Sonia Carrera

Desde que se mudó a Alemania junto a su marido Martín Demichelis y sus tres hijos, Evangelina Anderson trata de compartir todas sus experiencias y vivencias en el país. Como cada lugar, posee su propia cultura, costumbres y tradiciones, la modelo trata de publicar en extensas publicaciones muy bien detalladas como es vivir en Alemania.

En su último post, Evangelina Anderson comentó: ”Para los que hace poco que me siguen, les cuento que siempre trato de contarles algunas vivencias, costumbres y culturas de los lugares donde me toca vivir, y en este caso les voy a explicar algo que me llamó la atención, hace muchos años cuando desde Bs As me vine a vivir a Múnich”.

WhatsApp Image 2020-06-02 at 16.33.03.jpeg
Evangelina Anderson y sus hijos

Evangelina Anderson y sus hijos

Y comenzó a relatar su experiencia: ”En Alemania, decirle injurias a otra persona puede ser motivo de altas sanciones económicas. Tutear a un policía… Ni lo pienses!” indicó Evangelina Anderson y explicó: ”Una simple palabra puede costar caro en Alemania. En una discusión de tránsito, llamar a alguien “idiota” puede costarte una multa de 1.500 euros. Incluso los intercambios de injurias son motivo suficiente para levantar una demanda en la comisaría. Son innumerables los procesos por ofensas en este país”.

”Mostrar la lengua a otro conductor pueden hacerte una multa de 150 euros. Ofender a policías con la expresión “Du Mädchen!” (Vos, nenita!) puede costar 200 euros. Cada expresión corresponde a un nivel de multa diferente, pero las multas no son fijas. Ofender a alquien llamándolo “Alte Sau” (algo así como “bastardo”) puede costar 2 mil euros” relató la modelo.

los-hijos-de-eva-anderson-posaron-para-la-antonella-roccuzzo-la-esposa-de-messi-762974.jpg
Evangelina Anderson celebró junto a su familia

Evangelina Anderson celebró junto a su familia

Asimismo, la modelo detalló que las multas no son nada difíciles de conseguir: ”No sólo insultos, también los gestos obscenos son motivo de quejas policiales. Mostrar el dedo medio (el mayor)(Stinkefinger) cuesta todavía más caro: 4 mil euros. Para quien golpea el dedo índice en la cabeza que acá es un gesto para insinuar que la otra persona está loca o no sabe lo que está haciendo, la multa es de 750 euros”.

102296345_262631154978590_8953669183020062570_n.jpg

Y por último detalló: ”La justicia es rigurosa con quien se expresa espontáneamente con gestos considerados ofensivos. Ante el juez, no sirve de argumentar que en realidad, uno se estaba secando la transpiración de la frente cuando fue acusado de hacer algún gesto a la persona ofendida. Una simple discusión puede costar muy caro, pero no es motivo para ir a la cárcel. La multa es generalmente aplicada para casos en que una autoridad, como un policía, es ofendida con una palabra o un gesto. No te atrevas a tratar a un policía con el informal “Du” (tú) en lugar de “Sie” (usted). La multa es de 600 euros. Que les parece?”.


Temas

Evangelina Anderson
modelo
multa

Te puede interesar