Murió el Trinche Carlovich, mítico futbolista rosarino

El mítico Trinche Carlovich falleció a los 74 años luego de sufrir un brutal asalto en su ciudad para robarle su bicicleta.

8 mayo, 2020

Por: Ramiro Digier

A los 74 años y luego de sufrir un violento asalto en su Rosario natal, murió el Trinche Carlovich, el mítico jugador que no llegó a conocer las luces del éxito por su odio a los entrenamientos y a la disciplina necesaria para un jugador de alto rendimiento.

En boca de muchos estuvo su apodo, que con el tiempo reemplazó al nombre que le pusieron sus padres. Casi nadie sabía que se llamaba Tomás Felipe. Fue el último de los siete hijos que tuvieron Mario, un plomero croata que fue el sostén de la familia, junto a Elvira, su mamá.

En Central Córdoba participó de cuatro etapas diferentes a lo largo de las nueve temporadas en las que jugó para la institución rosarina: de 1972 a 1974, en 1978, de 1980 al 83 y su último paso por los Charrúas fue en el 1986. Sumó 28 goles en 236 partidos con la camiseta del club de sus amores. También se desempeñó en Colón de Santa Fe, Independiente Rivadavia de Mendoza, Deportivo Maipú, Andes Talleres Sport Club y Newell’s Old Boys de Cañada de Gómez.

trinche carlovich asalto.jpg
El Trinche Carlovich acababa de sufrir un asalto cuando intentaron robarle la bicicleta

El Trinche Carlovich acababa de sufrir un asalto cuando intentaron robarle la bicicleta

Sin la posibilidad de tener registros fílmicos de su juego en el ascenso por la época, históricos personajes del fútbol argentino lo llenaron de elogios destacando las capacidades futbolísticas del Trinche. Uno de esos fue ni más ni menos que Diego Armando Maradona, a quien encontró en febrero de este año. Cuando el histórico número 10 de la selección argentina desembarcó en 1993 para jugar en Newell’s, previo a lo que fue su último Mundial en Estados Unidos, el capitán del equipo campeón del mundo en México 86 dejó una frase para el recuerdo. “Yo creía que era el mejor, pero desde que llegué a Rosario escuché maravillas de un tal Carlovich, así que ya no sé…”.

Hace unos pocos meses, precisamente en febrero pasado cuando Gimnasia visitó la ciudad para enfrentarse a Rosario Central por la Superliga, Maradona y el Trinche se vieron las caras. En la concentración del Lobo, Diego lo vio a Carlovich y se dio un encuentro entre la leyenda que inmortalizó la camiseta número 10 de Argentina y el hombre que, para muchos, fue el mejor jugador que vieron en una cancha. “Lo primero que se hizo fue acordarse de mi vieja. ‘Trinche, la concha de tu madre…’ entonces se vino y me abrazó…. Me empezó a hablar al oído y no paraba. Hasta me firmó una camiseta y me puso ‘Trinche, vos fuiste mejor que yo’”, fue parte de la charla que tuvieron ambos.

La bendición de este romance gira en torno a la pelota Trinche Carlovich y Diego Maradona. @maradona#trinchecarlovich #centralcordoba #rosario

Solitario, el Trinche nunca deseó más de lo que ganó en el fútbol. Él siempre quiso jugar a la pelota, nunca soñó con transformarse en una figurita reconocida. Estar cerca de su casa, del lugar donde lo criaron sus padres fue el mandato de su vida. También el de disfrutar con la pelota en los pies, hacer caños, sin importarle si se entrenaba antes de salir a la cancha.

Tomás Felipe Carlovich fue uno de esos jugadores que quedarán para siempre en la memoria del pueblo futbolero que disfrutó viéndolo con la camiseta de Central Córdoba. O los que, a pesar de no poder poner play para revivir sus andanzas en un campo de juego, confían en el discurso que se transmitió de boca en boca con el paso de las generaciones que lo tienen como, tal vez, el mejor jugador que pisó el suelo argentino.


Temas

Carlovich
Maradona
Trinche

Te puede interesar