“Leandro dice que va a pagar” dijo una ex empleada del hombre de Vayo Coin que vive en Rada Tilly

"No sé si la gente va a cobrar su plata, no sabría decirte. Ojalá que sí. Él dice que va a pagar" dijo una ex empleada

7 abril, 2022
vayo coin

Por: Gisela Veronica Medina

Ena Ailín Andrada fue convocada para convertirse en la gerenta general de Vayo Coin y para crear un exchange de la nada,  era un proyecto ambicioso.

La joven habló y detalló que la persona que la hizo ingresar es el hijo de una jubilada de Comodoro.

“Vi la moneda de Vayo, estaba en Pancake Swap. Era un token estable, dependía de la unidad de negocio. Entonces, arrancamos a darle forma” dijo la experta en criptomonedas.

Y prosiguió “el exchange l o lanzamos. Post lanzamiento, teníamos que pasar a la segunda fase del proyecto. En el medio, advertí que la wallet del exchange, una propia, la Universal Wallet, no cumplía con los parámetros de seguridad. Había un equipo de programación trabajando día a día. Pero yo era la encargada del proyecto, dije que faltaba ciberseguridad. Dije que no iba a seguir adelante como la cara del proyecto si no se podía ratificar la seguridad. Entonces, me dijeron que iba a poner a trabajar a la gente de sistemas. Esa era mi condición, saber que la gente iba a tener sus activos seguros. Como pasaron los días y no vi avances, mandé la renuncia a fines de febrero. No me pagaron aportes. Ni siquiera el sueldo”.

La persona que hizo ingresar a Ena al proyecto Vayo, el hombre al que le presentó la renuncia, era el jefe número 1 de Vayo Business: el hijo de la jubilada de Comodoro Rivadavia, Leandro Gustavo Usín, publicó Infobae.

Ena a  Usín lo describió como un hombre gritón con la costumbre de vestirse de rapero. Usín también estuvo presente en el lanzamiento de Universal Exchange.

“Lo conocí por mi pareja. Me lo presentaron y lo vi como una oportunidad de hacer contactos y de estar en el tema que me gusta. Cuando lo conocí me parecía una persona normal. No puedo hacer un juicio cuando conozco a una persona por primera vez”, dijo Ena.

Parte de la entrevista :

¿Quiénes eran tus jefes en la oficina?

Leandro y Walter Cárcamo.

¿Y qué relación tenían Leandro y Walter?

Amigos, eran amigos.

¿No te llamó la atención de dónde venía el dinero? ¿Nunca te pareció estar trabajando con gente que podía ser sospechosa?

No te sabría responder la pregunta, desconozco. Vos no vas a preguntarle a tu jefe de dónde saca la plata. Yo veía las oficinas funcionando, gente trabajando. Había movimiento. Iba a veces, tengo otros trabajos, no estaba en todas las áreas. En el momento en que vi que había cosas que no funcionaban, y que había cosas que eran públicas, le dije a Leandro que no trabajaba más para él.

¿Cómo reaccionó?

Se lo tomó bien. “No pasa nada”, dijo. Obviamente le hice reclamos de dinero. Nunca me pagó. La doy por perdida. Con todo lo que leo en las noticias, me asusto. Hay una catarata de gente que me escribe a mí. Gente por Instagram que me preguntan si conocía a alguien de Vayo, preocupada porque le paguen.

Para cerrar se Ena remarcó “Yo era una empleada. A mí me deben plata. Ayudo a toda la gente que puedo” . Y reveló  “Hablé con Leandro, le dije que la gente me escribe. Me dijo que había una persona encargada del cronograma de pagos. No sé si la gente va a cobrar su plata, no sabría decirte. Ojalá que sí. Él dice que va a pagar”.


Temas

COMODORO RIVADAVIA
estafa
rada tilly

Te puede interesar